Martes, 11 de mayo de 2010

Diálogos Ciudadanos en el gobierno de Sebastián Piñera

Escrito por Matias Carrozzi 2010-01-29 08:00:00

 El Presidente Piñera ya entregó la pauta. Veremos ahora que tan dispuestos están los nuevos y viejos líderes a someterse al dialogo permanente con el cual espera la mayoría sean discutidos sus sueños y dificultades.

  Sebastián Piñera hace rato que viene dando señales de cómo quiere gobernar y del estilo que espera imprimir y sea percibida su administración, que ahora, en su calidad de Presidente Electo, fortalece en cada viaje y reunión que realiza, pero que desafortunadamente no ha sido, a mi juicio, lo suficientemente destacado ya que al parecer es más sexy ver el proceso de autodestrucción de la Concertación o saber quienes serán los integrantes del primer gabinete.

Mientras muchos se preocupan en determinar a quienes se les cargará la mata por el fracaso electoral del oficialismo, el Presidente Electo implementa un estilo nuevo, muy distinto a aquellas giras presidenciales donde los grupos de avanzada montaban escenarios para que los asistentes y autoridades locales escucharan un discurso y al finalizar el acto los alcaldes entregaran la tradicional carpeta de peticiones al jefe de Estado. Por el contrario, ahora es el Presidente quien viaja a escuchar a las personas y eso, además de simbolizar un cambio fundamental en la forma de relacionarse con los ciudadanos, nos da luces de cómo la nueva administración pretende buscar los acuerdos para implementar sus políticas públicas.

Los diálogos ciudadanos que realiza el mandatario electo tienen dos efectos en lo inmediato. Primero, minimizar las distorsiones que la burocracia podría estampar para detectar a tiempo las reales necesidades de una localidad o región y, segundo, dar una señal inequívoca de que su administración no estará radicada en Santiago sino desplegada por todo el territorio y atentos al surgimiento de centenares de movimientos ciudadanos que, sin una representación política estable, pretenden impulsar sus propias agendas con las autoridades.

No son pocos los que quieren frenar este estilo y se agarran los pelos sosteniendo que sólo a través de la burocracia se garantiza el orden social y sistémico del Estado. Puede que en algunas áreas tengan razón, pero mantener una relación fluida y cercana con los ciudadanos va en la dirección de detectar oportunamente aquellos cuellos de botella que eventualmente podrían acarrear más problemas que beneficios. Ejemplos hay por montones en nuestra historia reciente y sus desenlaces sin lugar a dudas hubiesen sido muy distintos si las autoridades de la época, valga la redundancia, hubiesen tomado a tiempo una actitud más activa e inclusiva.

El fenómeno es a estas alturas irreversible. Los ciudadanos entendieron que a través de organizaciones especificas pueden obtener resultados más precisos y comprometidos que colocándose a la fila de un partido político. Sería interesante entonces que estos últimos incorporen a sus metas y objetivos este tipo de actividades y no sigan con las prácticas asfixiantes que han caracterizado la última década.

El Presidente Piñera ya entregó la pauta. Veremos ahora que tan dispuestos están los nuevos y viejos líderes a someterse al dialogo permanente con el cual espera la mayoría sean discutidos sus sueños y dificultades.

Siempre nos quejamos de que la participación en política viene disminuyendo a una velocidad dramática. Que las actividades de antaño hoy las canalizan y coordinan otras instituciones y que ello representa un riesgo para la salud de la democracia. Bueno, este es el momento y oportunidad para revertir aquello y realizar las innovaciones necesarias para convencer a las personas y organizaciones de asumir el desafío de refrescar la política en Chile. Pero ojo, la caridad comienza por casa.

 http://www.elrancahuaso.cl/admin/render/noticia/21934

.


Tags: Diálogos Ciudadanos, Sebastián Piñera, gobierno piñera, participacion ciudadana, dialogos ciudadanos, dialogos

Publicado por juancatepillan @ 14:25  | Art. 2010
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios